Cancelación de Deudas en Particulares - Abogados Barcelona - Bepify
< Volver a Para quién

Particulares

Hasta el año 2015, únicamente se podía dar solución a las situaciones de insolvencia e impagos generalizados como consecuencia de las graves crisis económico-financiera del 2008, a las empresas, emprendedores y empresarios, pero no a los particulares y consumidores, teniendo, éstos, que responder de sus deudas de forma ilimitada con todos sus bienes presentes y futuros.

Es a partir del R.D. Ley 1/2015, de mecanismo de la segunda oportunidad, reducción financiera y otras medidas de orden social, y de la Ley 25/2015, que las personas físicas no empresarias, particulares, consumidores y las familias en general, que padecen un sobreendeudamiento derivado de préstamos personales, créditos al consumo y tarjetas pueden acogerse a una solución real y efectiva que alivie su situación de ahogo y empiecen de nuevo. Sin embargo, para poder rebajar o cancelar las deudas es necesario cumplir los requisitos que exige dicha ley.

En muchas ocasiones, por causas o factores ajenos -crisis económicas, divorcio, enfermedad, etc.-, las personas se han encontrado en la situación de no poder hacer frente a sus obligaciones de forma puntual, sin saber qué hacer ni a quién acudir, llegando, en algunos casos, a situaciones de desamparo.

Esta normativa de segunda oportunidad ya era aplicable desde hace varios años en el resto de Europa y demás países anglosajones, y ahora se ha hecho realidad en nuestro país. Tras su aprobación, las familias, los particulares y los consumidores tienen la misma oportunidad que las empresas y que los empresarios para poder olvidarse de todas sus deudas o de parte de ellas para siempre.

Durante los primeros años de vigencia de esta Ley de la Segunda Oportunidad, los casos y consultas se han ido incrementando de forma manifiesta, sobre todo porque nuestros clientes han comprobado que sí vale la pena acogerse a esta Ley para olvidarse de sus deudas. Los profesionales de Bepify® hemos tramitado con éxito numerosos asuntos tanto de particulares, consumidores como de empresarios, autónomos y profesionales.