Gestión de deudas con la Seguridad Social - Abogados Barcelona - Bepify
< Volver a La segunda oportunidad

Deudas con hacienda y seguridad social

La Ley de la Segunda Oportunidad tiene como objetivo permitir que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida y de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer. Para poder iniciar una nueva vida, las deudas contraídas con Hacienda y con Seguridad Social también deben poder rebajarse o cancelarse.

El tratamiento de las deudas con Hacienda y con Seguridad Social y, en general, de los créditos de derecho público es distinto en función de las fases del propio procedimiento de segunda oportunidad. Recordemos que la ley prevé dos fases: una, extrajudicial y, otra, judicial.

* Fase Extrajudicial de mediación concursal. El mediador concursal negociará el pago de tu deuda ajustándolo a tus posibilidades. En esta fase puedes beneficiarte de una importante rebaja y/o de un pago aplazado de la misma.

* Fase Judicial de concurso de acreedores. De no alcanzarse el acuerdo con los acreedores, se solicitará el concurso; tras la liquidación del patrimonio embargable y pagando las deudas hasta donde alcance, el juez perdonará el resto mediante la concesión del Bepi o Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho.

Pues bien, los créditos de derecho público -entre los que se encuentran, lógicamente, los de Hacienda y Seguridad Social- no van a poder verse afectados en la mediación concursal. En otras palabras: si tenemos deudas de distinta naturaleza -es decir, deudas por tarjetas de crédito, préstamos personales, microcréditos, facturas de suministro pendientes y, además, deudas con Hacienda por IVA, IRPF; con Seguridad Social por cuotas de autónomos y con tu Ayuntamiento por IBI, plusvalías municipales etc.- podremos negociar quitas y/o esperas con todos menos con los organismos públicos. Las deudas públicas quedan al margen de este convenio de la primera fase y, con ellos, deberíamos solicitar acuerdos o fraccionamientos especiales.

Sin embargo, cuando nos encontramos en la segunda fase de concurso de acreedores, el procedimiento afecta a todos los créditos, ya sean públicos o privados, aunque es cierto que una parte de los créditos públicos -los créditos que se llaman privilegiados- van a tener un tratamiento preferencial y será necesario pagarlos para acceder al perdón de las deudas o exoneración del pasivo insatisfecho (Bepi). En este caso, hay que analizar la clasificación de los créditos públicos y ver qué parte hay que satisfacer para que beneficiarte de la segunda oportunidad.

La posibilidad de cancelar una parte importante de estas deudas públicas mediante la segunda oportunidad es un gran alivio para autónomos y empresarios ya que les permite iniciar nuevos proyectos y emprender nuevas actividades sin arrastrar la carga de deudas anteriores.